Empoderamiento

Por Evelin Cruz y Alejandra Navarro

El gobierno corporativo, ambiental y social (ESG por sus siglas en inglés) es el enfoque que las empresas deberían tener en cuenta a la hora de hacer negocios pues estos factores son los que determinarán el éxito o no de una organización.  La ESG es la herramienta que las empresas implementan con la intención de vigilar, controlar, limitar y fortalecer los actos empresariales. Su objetivo es crear ambientes de confianza y claridad en cuanto a la estabilidad financiera de la organización, así como la integración de nuevos negocios ayudando al desarrollo de dicha organización.  

En la actualidad las empresas mexicanas suelen ignorar los indicadores ESG debido a que no son parte de la cultura empresarial. Los factores ambientales, sociales y corporativos son aspectos importantes de tomar en cuenta en la toma de decisiones para asegurar el desarrollo de la organización o bien tener en cuenta un plan de respaldo. 

El ESG puede ayudar a prevenir oportunidades y problemas que pueden influir en el cumplimiento de los objetivos de nuevos proyectos, necesidades operativas, posibles riesgos, compromisos financieros y otros objetivos encaminados al desarrollo y óptimo desempeño tanto de las organizaciones, como de los accionistas y la sociedad. 

Los puntos clave del enfoque ESG

Los criterios básicos sobre los cuales se deben tomar en cuenta para la toma de decisiones son: 

Factores ambientales: 

  • Impacto ambiental del proyecto o negocio 
  • Cambios climáticos que afecten o interrumpan los proyectos
  • Reducción de emisiones de carbono
  • Uso de energías renovables

Factores sociales: (empleados, accionistas, proveedores, clientes y comunidades locales)

  • Higiene y seguridad
  • Igualdad de género
  • Actos comunitarios 
  • Clientes satisfechos 
  • Colaboradores felices (Entornos positivos) 

Factores del gobierno corporativo: (Protección de intereses de los accionistas) 

  • Transparencia e integridad de las prácticas 
  • Remuneración de los ejecutivos 
  • Gestión de riesgo y cumplimiento
  • Directorio de la Junta Directiva
  • Auditoría y Control Interno
  • Prevención de la Corrupción

Conociendo los beneficios y la importancia de contar con criterios ESG se pensaría que las empresas mexicanas las integran en sus estrategias y reportes, pero lamentablemente esto no es así, pues un artículo publicado por Expansión en febrero del 2022 nos dice que “En 2018, 34.8% de las principales emisoras mexicanas que componen el índice MSCI México, que cubre aproximadamente 85% de la capitalización bursátil ajustada en la Bolsa local, estaban rezagadas en notas ESG. Para 2021, esta proporción fue de 30.4%.” Lo que nos indica que ni siquiera la mitad de estas emisoras crea reportes de ESG y al contrario de aumentar el porcentaje está bajando.

Parte de las razones por las que México no cuenta con una cultura de ESG a comparación de países desarrollados como EEUU, Reino Unido, Rusia y otros se debe a los bajos niveles de educación que existe en el país pues datos del INEGI en 2020 dicen que sólo el 21.6% de jóvenes mexicanos cuentan con estudios superiores lo que hace casi imposible tener un amplio desarrollo en las organizaciones si no se tienen los conocimientos para efectuar sus actividades. 

Por otro lado la poca capacitación del personal, es otro factor que frena el desarrollo empresarial en México, el Reporte Laboral México 2019 de Hays arroja que solo el 44% de las compañías en México ofrece capacitación y entrenamiento para sus colaboradores. Recordemos que la capacitación es una obligación que las empresas deben cumplir ya que permite adaptación, actualización, compromiso y desarrollo de habilidades, cualidades que benefician no solo como profesionales sino también a las organizaciones.

Otros factores que influyen en el desarrollo de las organizaciones pueden ser la pobreza existente de las comunidades, pues esta no permite el crecimiento económico, la brecha digital existente en el país también provoca escasez de profesionales bien preparados, pues en una actualidad en la que se estudia y se trabaja desde casa la tecnología escasa y deficiente, solo coloca más barreras para la creación de conocimientos. 

Si a todo esto le agregamos los altos índices de burnout, pues de acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en México el 75% de sus trabajadores padece síndrome de burnout, tenemos como resultado el incompleto desarrollo de las organizaciones mexicanas. 

Para asegurar el desarrollo de las organizaciones mexicanas se necesita que el gobierno corporativo interceda para crear transparencia y confianza en sus organizaciones, actividades como mayor inclusión de mujeres en puestos directivos y sobre todo de la asamblea, directivos independientes a la asamblea para evitar favoritismos y contemplar a los inversionistas minoristas tanto como a los mayoristas.  

Cooperar con el crecimiento de la sociedad también genera ganancias a largo plazo para las organizaciones, pues aparte de que ésta contará con responsabilidad social (beneficiando a la imagen corporativa), a futuro también creará la posibilidad de contar con profesionales de alto impacto. 

Colaboradoras de LIVE 13.5° Expertos en Felicidad Organizacional 

Seguramente alguna vez han tenido una experiencia grata y no grata cuando han adquirido un producto o recibido un servicio. Y esto ha marcado la manera en que interactúan con las marcas. Estas experiencias pueden ser determinantes como para que una marca incluso desaparezca o tenga impacto económico.

Un caso típico de una experiencia al cliente es el de Starbucks, quien decidió ofrecer experiencias a sus clientes a través de la atención personalizada dentro de un ambiente tranquilo para que se puedan reunir entre amigos o incluso hacer y cerrar negocios.


Entonces ¿Qué será la experiencia del cliente y por qué tiene tanta relevancia?
Al inicio de los años 90’s, surgió el concepto de “Experiencia del Cliente” o “Customer Experience” (CX), cambiando lo que conocemos como “Atención al Cliente”. El CX está basado en las emociones y percepciones que los clientes reciben al estar en contacto con todos los procesos y personas dentro de la organización que ofrece productos o servicios. Significa que, si en algún momento el cliente percibe una mala actitud o comportamiento por parte de las personas de la empresa, podría ser que el cliente decida irse y no volver a comprar el producto. Meyer y Schwager definen la experiencia del cliente como “la respuesta subjetiva e interna que tiene un cliente ante cualquier contacto directo o indirecto con una empresa. Los contactos directos generalmente ocurren en el curso de una compra, uso y servicio, y usualmente es iniciada por el cliente”.

En este sentido cada cliente obtendrá una experiencia diferente, por lo que es importante que las organizaciones puedan definir un estándar de la o las experiencias que quieren brindar a sus clientes de modo que la mayoría de los clientes obtengan emociones gratas.
Por otro lado, con la globalización, digitalización y la pandemia, la manera de ofrecer servicios y productos también tuvo un giro de 360 grados. Además, las organizaciones no solo deben preocuparse por sus clientes finales, sino por los internos, es decir; por las personas que forman parte de las empresas y que al final son los que ayudarán a dar o no una experiencia al cliente.

Hay autores y empresas que ponen en el centro de su estrategia a los clientes y no esta mal, simplemente considero que para que los clientes reciban excelentes experiencias, las organizaciones deberían colocar en el centro de su estrategia a las personas que forman parte de ellas, ya que las experiencias que perciban los clientes se dan a través de la interacción entre las personas de las organizaciones y los clientes. Por lo tanto, si ofrecemos excelentes experiencias a las personas, los motivará para replicar esas emociones.

Si son empresarios o empresarias y tienen una Pyme o empresa más grande mi recomendación es que se enfoquen en las personas que trabajan con ustedes y definan estrategias para que las interacciones que tienen antes, durante y después de una venta de un producto y servicio sea excepcional.

Finalmente, he de mencionarles que hay varias técnicas para identificar las motivaciones de las personas que forman parte de los equipos de trabajo, que sirven para definir las estrategias a implementar para lograr la experiencia del cliente interno. Dichas técnicas están contenidas en lo que se conoce como Management 3.0. En otra ocasión les explicaré en qué consiste.

Por Claudia Fabiola Amador Gómez/ Ingeniera en Sistemas Computacionales/ Experta en Tecnología e Innovación

Construir lazos de amistad y trabajo tiene múltiples beneficios como  el entrenamiento de empatía, mejora nuestra salud cardiovascular, nos ayuda a superar traumas,  ayuda a elevar los niveles de productividad,  a construir nuevas ideas, aumentar la creatividad, productividad y felicidad en el entorno laboral creando sentido de pertenencia, confianza e inclusión. 

Antes que nada, ¿Cuál es el concepto de amistad que tú tienes? Una idea general de ésta es aquella relación afectiva de dos o más personas que nos brinda soporte ante las adversidades, la amistad debe estar basada en confianza, cordialidad, apoyo y sobre todo simpatía. 

De acuerdo a estudios realizados por Gallup, tener amistad en el trabajo mejora el rendimiento laboral. Encontraron que 63% de las mujeres encuestadas que tienen una mejor amiga en la oficina, se sienten más comprometidas con su trabajo, mientras que el otro 29% afirmó totalmente lo contrario, después de expresar que no se sentían tan a gusto con alguien en su trabajo.

  • La amistad ayuda a tener entornos laborales saludables, positivos y resilientes. 

Hacer amigos en la oficina, aunque es una gran oportunidad de aumentar los niveles de bienestar y motivación, es un objetivo difícil de alcanzar, pues la amistad contribuye a mantener un equilibrio emocional y a veces nos topamos con gente tóxica que resta a nuestras vidas en lugar de sumarnos. Es importante que identifiquemos a este tipo de personas, pues no contribuyen a sentirnos mejor sus constantes quejas, su negatividad o sus problemas, provocan el contagio de su mentalidad tóxica. 

Afortunadamente hoy en día más organizaciones se preocupan por la salud y bienestar de sus empleados, por lo que fomentan  entornos laborales equilibrados controlando los riesgos psicosociales a la vez que ofrecen a los empleados las herramientas, estrategias y recursos emocionales para afrontar situaciones de crisis. Estas acciones son claves para que el  desempeño laboral se desarrolle de manera positiva y disfrutar de este tipo de ambientes; en lo que nos concierne de relacionarnos de la mejor manera con las personas, origina la sana convivencia en la oficina, a la vez que fortalecemos las relaciones interpersonales con nuestros colegas. 

Contar con este tipo de personas sanas, leales y positivas nos permitirá mejorar nuestro desempeño, nos sentiremos con más energía, seremos más productivos, aumentarán nuestra satisfacción y nuestro sentimiento de pertenencia a una familia laboral, elevando nuestros niveles de confianza y compromiso. 

En nuestro día a día nos relacionamos con muchos compañeros con diversas cualidades y características que nos pueden ayudar a enriquecer y fortalecer nuestras virtudes. Su optimismo, su búsqueda de soluciones, su apoyo o su sentido del humor pueden ser determinantes a la hora de mantener nuestros niveles de salud y bienestar óptimos. 

Las personas que cultivan la amistad en el trabajo son más productivas y más felices, según numerosos estudios. Un estudio de BIzneo HR señala que la productividad de una compañía mejora hasta un 12% si existen buenas relaciones interpersonales, asimismo, reduce los niveles de estrés entre un 10% y 15% y aumenta la creatividad y la competitividad positiva. 

Las organizaciones deben formar parte del crecimiento de su personal y tratar de que su estancia en la oficina sea más amena, esforzarse por crear un ambiente sano en el que los colaboradores puedan desenvolverse con mayor facilidad y confianza. Partiendo de este punto, se puede motivar a los colaboradores a desarrollar canales de comunicación basados en el respeto, amabilidad y confianza que les permita conocerse entre sí y formar relaciones más sólidas logrando con ello un incremento de la productividad.

Según un estudio de la Universidad de Harvard, las personas que mantienen interacciones sociales con sus colegas son más productivas que aquellas que no cuentan con una sana relación con sus colegas, de igual forma, las primeras tienen un 40% más de posibilidades de conseguir un ascenso.

¿Cómo formar amistades positivas en el trabajo?

Primero que nada debes de comprender que no le caeremos bien a toda la oficina, siempre habrá alguien quien no esté de acuerdo con nuestro pensar, y obsesionarnos con agradarles a todos no es sano, así que no te preocupes. Para esto debes mantener tu mente positiva, ¡las opiniones de los demás solo son puntos de vista, igual de válidos que el nuestro! así que no te lo tomes personal, mejor toma esas opiniones como referencia, pues seguramente habrá más de una que te aporten información valiosa y que pueden servirte para mejorar.

A continuación te comparto algunos tips para generar buenas relaciones: 

  • No abuses ni dejes que abusen de ti. Tener un amigo en tu trabajo no te dará camino libre para aprovecharte de la amabilidad y servicio de la otra persona, al igual que tú no debes ofrecerte a sacar el trabajo de los demás, parte de ser un buen amigo es ofrecer tu ayuda cuando sea necesario no cuando lo demanden los demás, realiza actos de bondad, incentiva el optimismo,  entusiasmo y sé recíproco, ayuda y apoya a quien antes ya lo hizo por ti. 
  • Ten precaución, lo importante es que logres sanas relaciones a la vez que desempeñas un rol en esa organización, no sabes hasta cuándo durarán las relaciones generadas por ella, ten cuidado con lo que dices o cómo actúas. 
  • No hables mal de tu jefe, pues no sabes si tus comentarios puedan ser usados en tu contra o generar rumores negativos que puedan afectar tu rol dentro de la organización. 
  • Construye comunicación asertiva que involucre el crecimiento profesional y personal, evita tratar temas que no sumen a tus compañeros. 

Hoy en día debemos preocuparnos por nuestro bienestar, no digo que no trabajemos para generar ingresos pero eso no quiere decir que nos programemos como computadoras, que solo realicemos nuestras actividades y eso sea todo, no pasemos de la casa al trabajo y del trabajo a la casa, busquemos desarrollar experiencias, generar relaciones positivas y ampliar nuestra perspectiva.  

Por Nancy Martínez CEO de LIVE 13.5°  

https://www.nanconferencista.com/  LIVE 13.5°: https://www.live135.mx/?utm_source=medios&utm_medium=general+ 

¿Somos lo que pensamos y decimos?

Esta semana estuve en la Universidad de San Diego, tomando una actualización de impuestos internacionales. Fueron varios días, y aunque iba muy emocionada, también me había mentalizado de que iba a resultar muy cansado.

Desde muy temprano en la mañana nos recogió a mis colegas y a mí un camioncito para llevarnos a la universidad. Cuando arribamos al edificio donde íbamos a tomar el curso, me llamó mucho la atención la entrada del edificio y la arquitectura, había algo muy familiar en él. Era como si lo hubiese soñado antes o hubiera estado en ese lugar previamente. Cabe decir, que he estado en varias ocasiones en la ciudad, pero nunca en la universidad.

También tuve la misma sensación unos días más tarde, conversando con una colega en la antesala del recinto. Para algunos sería lo que comúnmente se le llama “déjà vu”.

Pero esto realmente me llevó a reflexionar y pensar: ¿En verdad tendremos alguna conexión inconsciente con nuestro futuro?, ¿Seremos lo que pensamos y decimos? Recuerdo que hace muchos años, incluso antes de graduarme, pedía estar en una de las mejores universidades actualizándome sobre este tema.

En el libro “¡Esta Boca Mía!” de Joyce Meyer, en su página 204 puntualiza: “Watchman Nee dijo una vez: “Si usted escucha a una persona puede detectar el espíritu que fluye en ella por sus palabras.”

Durante todo este tiempo, he seguido ocho puntos básicos que me han servido para convertirme en lo que pienso, puntos que les comparto a continuación:

1.— Ten pensamientos positivos acerca de ti mismo, y aunque debemos ser conscientes de nuestros defectos de carácter, no debemos perder de vista la importancia de potenciar lo bueno que hay en nosotros.

2.— Declara bienestar sobre tu vida y el futuro que quieres tener para ti y tus generaciones futuras.

3.— No te quedes pequeño al pedir, vale más pedir mucho y recibir un poco menos, que pedir poco y no recibir nada.

4.— Ten cuidado con lo que hablas diariamente sobre ti, tu presente, futuro, familia, trabajo, negocios. Esto también afecta a tu futuro.

5.— Esfuérzate y no tengas miedo.

6.— Sé muy estratégico con tu tiempo, cuídalo porque pasa rápido. Prioriza.

7.— Mapea tu ruta al futuro, en cada área de tu vida, cómo te ves en cinco, 10, 20 años, esto es importante para no perder el rumbo. Te sorprenderás como yo cuando, pasado el tiempo, te encuentras donde realmente lo quisiste.

8.— Persiste, no te rindas, si pasas la prueba de lo que tengas que sanar o atravesar es más fácil subir al otro nivel. De eso se trata todo esto.

No sé si fue un “déjà vu” lo que viví estos días, pero de algo estoy segura, que cuando te pones de acuerdo con ese ´poder superior`, como cada quién lo conciba, cosas grandes pueden pasarte.

El mundo está lleno de tantos lugares, experiencias de vida, historia, comida, diversidad; que por tener miedo y no pensar de la manera correcta sobre nosotros mismos, podemos perder muchas oportunidades.

Declarar cosas buenas sobre nuestra vida, puede ser un maravilloso vehículo que quizás nos sorprenda más de lo que pensamos y nos permita compartir dichos milagros con otros.

Por Graciela Nichols / Tax Advisor & Speaker, Asesora en la Gestión y Consultoría Internacional de Impuestos/ FB: Graciela Nichols, IG:Graciela Nichols, Mail: gn@nichols-velazquez.com

10 PARADIGMAS POR DESAPRENDER

Querida mujer, este artículo tenía el objetivo de brindarte herramientas de cómo crear un gran año, pero estando aquí en casa, recluida y enferma por la nueva ola de contagios de esta pandemia, observando cómo nuevamente la incertidumbre reina en el ambiente y volvemos a estar en un estado de “alerta”, lo que siento es la necesidad de salir de la caja, romper esquemas y subirnos a la ola de lo que ha implicado esta nueva realidad: el constante cambio. Así que, más que escribir más de lo mismo, recordé que, en el proceso de la verdadera transformación del ser, el potencial viene detrás del desaprender.

Hoy creo firmemente que estos años nos han llevado a replantearnos una nueva perspectiva, pero principalmente, inicia con una nueva percepción de nosotras mismas. Porque típicamente hemos creído que iniciar el año con buenas intenciones, doce uvas, motivarse y ponerse en forma e iniciar con entusiasmo basta, pero ahora definitivamente requerimos nuevas herramientas para pensar diferente. Y si algo me ha ayudado en mi crecimiento personal y profesional en los últimos años, ha sido replantearme toda creencia y crear las mías, por lo que hoy te invito a que hagamos juntas este ejercicio.

¿Qué pasaría si fuera al revés? En vez de tener que hacer más, crear más, trabajar más, esforzarse más y más, pudiéramos manifestar nuestras metas a través de desaprender mucho de lo que hemos hecho hasta ahora. Desaprender implica reestructurar, reordenar las piezas, abstraer y dar un nuevo orden a lo existente. Cuando nuestra mente rompe el orden establecido, en nuestro hemisferio derecho se abre el potencial a la innovación y encuentras nuevas posibilidades donde antes no las veías.

He pensado en 10 paradigmas por desaprender y que nos atrevamos a crear juntas nuevas formas. Te invito a que encuentres también las que a ti te podrían servir en algún área de tu vida donde desees manifestar un cambio este año.  

Instrucciones: Anota las preguntas por escrito antes de dormir y deja que tu mente subconsciente lo trabaje durante el sueño (repítelo durante al menos 21 noches seguidas):

  1. ¿Cómo es que estoy generando nuevas formas para trabajar menos y generar más?
  2. ¿Cómo es que estoy atrayendo hacia mí oportunidades únicas día a día?
  3. ¿Cómo es que soy una excelente empresaria que genera $________ mensual?
  4. ¿Cómo es que tengo colaboradores y/o socios extraordinarios que aportan gran valor al negocio para beneficio de todos?
  5. ¿Cómo es que genero relaciones sanas, amorosas, nutritivas y enriquecedoras?
  6. ¿Cómo es que mi comunicación mejora cada día hacia mis seres queridos?
  7. ¿Cómo es que mi mente y mis emociones son sanas y equilibradas para mi bienestar?
  8. ¿Cómo es que estoy mejorando mi salud un poco más cada día?
    1. ¿Cómo es que estoy libre de tensión y ansiedad y avanzo fluídamente en la vida?
  9. ¿Cómo es que soy una mujer más feliz cada día y veo milagros en todo?

¿Qué viejos paradigmas podemos desaprender? ¿Qué viejas formas de pensar o crear una vida de éxito podemos replantear? Se dice en las teorías de la innovación que, o eres de las que se  anticipa al cambio y aprende a surfear la ola, o somos de las que nos quedamos paralizadas y nos termina derrumbando. ¿Cuál quieres ser tú? 

Pues los cambios globales seguirán sucediendo cada vez mas queridas y tal vez no necesitemos más, sino desaprender para crear un nuevo orden con lo que ya contamos y lo más valioso que tienes es ¡El poder de tu pensamiento! Escríbeme qué te parece este ejercicio y me encantará escuchar tus comentarios. 

Por Aura Mentora #1 en México en Liderazgo Emocional para la Mujer Líder/ aura@lideratuvida.mx/ www.lideratuvida.mx

Autodiagnóstico empresarial Es un excelente momento para hacer un autodiagnóstico empresarial. Sin importar el tamaño o giro de nuestra empresa, debemos revisar nuestro modelo de negocio y definir si seguirá vigente en el nuevo año o debemos de cambiar el rumbo de nuestro negocio. A partir de esta decisión viene la planeación estratégica.

Cuando somos universitarias nos enseñan que debemos de hacer un plan de negocios, los profesores nos los piden muy extenso y riguroso, pero seamos honestas, son pocas las que hacen este plan de negocios de su empresa antes de iniciar; aún y cuando lo hayas elaborado, debes saber que es un documento vivo, es decir, que está en constante actualización y cambio.

Uno de los aprendizajes de la era COVID-19 es la resiliencia, necesitamos ser conscientes de los cambios que necesita nuestra empresa para permanecer en el mercado. El autodiagnóstico empresarial es un término muy usado que generalmente empleamos cuando una empresa está en problemas. Quiero invitarte a usar las siguientes herramientas, no solo cuando sientas problemas en algún área de tu empresa, si no que las uses en los momentos de planeación, como lo es el inicio de año.

La primera herramienta de la que quiero contarte es el famoso FODA. Los consultores la usamos para detectar, como dicen sus siglas: Fuerzas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas. El FODA nos permite ver de una manera sencilla, amplia y completa la situación de la empresa, tanto internamente como externamente. Con el gráfico a continuación te mostramos cómo llenar tu matriz.   

Si consideras que es mejor otro formato, como algo más lineal, está perfecto. La intención es la misma: revisar la situación actual de tu empresa para determinar el mejor camino a seguir.

Finalmente te presento el modelo Lean Canva. Este modelo se diseñó para hacer muy simplificado un plan de negocio. El objetivo es llenar de forma muy breve, y todo en una sola cuartilla, los elementos más importantes de tu negocio.

Estas herramientas nos permiten determinar, como consultores, las múltiples causas a los problemas sentidos por los empresarios. Lo importante es dedicarse este tiempo para el análisis y para encontrar las soluciones posibles. No afecta si empiezas por el Modelo Lean Canvas o por la Matriz FODA, lo más importante es empezar y terminar este análisis. Estoy a tus órdenes en mis redes sociales. Saludos y éxito.

Por  Mayra Alejandra de la Fuente García/ Licenciada en Negocios Internacionales con especialidad en Desarrollo Organizacional  Cntacto: mayra@bpro1.com/Cel: 811 995 2195Fb:BusinessProIg: bpro_1LinkedIn: Mayra De la Fuente García

Un tenis rojo y otro blanco

“Me tomo el rechazo como alguien que sopla una trompeta en mi oído que me despierta para ponerme en marcha, en lugar de retirarme”

Sylvester Stallone

Un domingo entró mi hijo de seis años a mi recámara diciéndome que ya estaba listo para irnos, cuando me percaté de que traía un tenis de un color rojo y otro de distinto modelo de color blanco. Le pregunté si se había dado cuenta de que traía dos tenis distintos, además de diferente color y me contestó que sí, que él los había escogido. Le cuestioné el porqué y me dijo que porque así le gustaba a él y que se veía muy bien.

Por mi mente pasó el miedo a que se burlaran de él los otros niños, que lo rechazaran, y que acabara sintiéndose mal. Así que traté de persuadirle para que se pusiera los dos iguales. Pero fue inútil, casi llora de la insistencia. Acabé cediendo y se fue con un tenis de color rojo y otro distinto de color blanco.

Más tarde, ya tranquila, reflexioné lo sucedido, y comencé a cuestionarme cómo es posible que los seres humanos le tengamos tanto miedo a la desaprobación de los demás. ¿Por qué nos preocupa salirnos de lo que parece un esquema estándar impuesto por la sociedad? La respuesta fue inmediata: un alto miedo al rechazo y la desaprobación.

¿PERO CÓMO SE INICIA LA HERIDA DEL RECHAZO?

Según el Diccionario de la Real Academia Española la palabra rechazo significa:

“Acción y efecto de rechazar”. “Vuelta o retroceso que hace un cuerpo por encontrarse con alguna resistencia”.

La herida del rechazo inicia desde que somos muy pequeños, cuando somos desautorizados incluso por algunos de nuestros padres, así que la mayoría de las veces nos convertimos en imagen de ellos para agradarles y ser aceptados, odiando y tratando de enterrar esa parte que es nuestra.

Así que la mayoría crecemos bajo patrones impuestos por los padres y abuelos, y posteriormente, son reforzados por el entorno como las normas sociales, culturales y educativas. Dejándonos atrapados en una caja, con muchos condicionamientos aprendidos y un alto grado de adicción a ser aprobados por los demás.

En el libro “Adicción a la aprobación” de Joyce Meyer, en su pagina 93, señala que:  “Cuando basamos nuestra autoestima en la forma en que la gente nos trata o en la que creemos que los demás piensan de nosotros, nos hace convertirnos en adictos a su aprobación. No tenemos que ser aprobados por ciertos individuos para sentirnos bien con nosotros mismos. Cuando creemos que necesitamos eso, tenemos una falsa creencia que abrirá la puerta a una gran cantidad de desgracia en nuestra vida. Puede que empleemos mucho tiempo y energía tratando de agradar a la gente y ganarnos su aprobación”.

LOS RECHAZADOS SE CONVIERTEN EN RECHAZADORES

Al aprender el juego del rechazo, también nos convertimos en rechazadores de otros, dictando pautas que “debieran ser” según nuestro criterio. Pero la realidad es que rechazamos en otros lo que no nos gusta de nosotros mismos, los demás son solo un espejo de nuestras propias heridas. También lo hacemos como un mecanismo de defensa para no enfrentar el dolor que traemos cargando. Y como consecuencia nos aislamos de todo para no sufrir más.

Sin embargo, el rechazo mayor es el que sentimos hacia nosotros mismos: hacia nuestro físico, forma de ser y habilidades. Y en la mayoría de los casos, pasan años para que descubramos realmente quiénes somos y seamos fieles a nosotros mismos, sin importarnos el exterior.

SIETE CLAVES PARA SANAR LA HERIDA DEL RECHAZO Y TENER AMOR PROPIO

A continuación, te describo siete claves que me han servido en lo personal para trabajar la herida del rechazo:

  1. Comienza tratándote bien.
  2. Nunca hables mal de ti mismo sino de forma positiva.
  3. Deja de buscar la aprobación de otros.
  4. Date lo que necesitas.
  5. Rodéate de personas que te amen y acepten tal como eres.
  6. Identifica bien en qué momento y por quién fuiste rechazado, para que sepas exactamente lo que tienes que trabajar y sanar.
  7. Busca herramientas, libros, terapia, meditación, oración para que inicies el proceso de sanar a tu niño interior.

Creo firmemente, que repetiremos miles de veces la prueba del rechazo hasta en tanto no la hayamos sanado por dentro. La atraeremos de manera inconsciente una y otra vez,  durante el tiempo que estemos vivos. La meta es sanar la herida del rechazo, si deseamos que ya no nos duela y afecte. Especialmente, si no queremos seguir atrayendo a personas y circunstancias que nos rechacen.

Mi hijo fue feliz ese domingo usando un tenis diferente en cada pie, y yo me convertí en la fan numero uno de su moda. Apoyarle, validarle y hacerle sentirse confiado en sí mismo es una de mis principales tareas. Pero antes que eso, debo comenzar conmigo, con la ardua tarea de romper cualquier condicionamiento que haya recibido de niña, conciliarlo y perdonarme para ser más libre aún.

Mi hijo de seis años me enseñó una lección muy valiosa: no debe importarnos lo que los demás piensen de nosotros. Siempre y cuando nos haga felices y no dañemos a nadie. Que no debemos tener miedo a ser nosotros mismos.

No somos copias del carbón. Somos seres humanos individuales, distintos, con huellas dactilares únicas e irrepetibles, creados por un Ser Superior perfecto, que nos dio desde que nacimos la libertad de ser nosotros mismos.

Finalmente, validarnos por quiénes somos y no por lo que otros dicen, piensan o incluso por lo que tenemos es el primer paso. Nuestro principal reto debiera ser amarnos, respetarnos y aceptarnos sin tener la necesidad de buscar la validación de los demás.

Por: Graciela Nichols 
FB: Graciela Nichols, IG:Graciela Nichols/ Mail: gn@nichols-velazquez.com

Lleguemos al final

La crisis económica del coronavirus está desanimando a integrantes del sector empresarial, que quieren cerrar sus negocios.

La fuerza laboral tiene miedo de perder sus trabajos. Hay personas que están apanicadas por lo que vendrá después de esta pandemia. También en el mundo del Gobierno hemos visto Presidentes que han tardado en manejar la crisis como Brasil, USA y México.

El liderazgo asertivo de las gobernantes mujeres se puso de manifiesto en esta pandemia.
Diversos estudios demuestran que el liderazgo de la mujer es diferente y beneficioso para manejar a un país o a una empresa.

Las mujeres son solidarias, flexibles, cooperativas y participativas. Su visión es a largo plazo. Toman decisiones pensando en los intereses del equipo y no sólo en ellas mismas. Es una forma inteligente de compartir el poder.

En un artículo de Forbes de este mes nos habla del gran manejo de las mujeres en la crisis del coronavirus. Por ejemplo Tsai Ing.wen en Taiwán, Jacinta Ardern en Nueva Zelanda, la primera ministra noruega Erna Solberg

Hemos visto que las mujeres para resolver problemas mezclan adecuadamente la intuición con la racionalidad. Debido a que por naturaleza son maternales que buscan el cuidado de los demás de manera inmediata.

Sin embargo, el sector empresarial sabe que la peor crisis está por venir pues han sido meses de pérdida o quiebre.

Yo prefiero ser optimista. Escuché una historia antigua: Unos empresarios que se dedicaban a buscar oro, invirtieron todo lo que tenían y pidieron prestado para cavar una mina. Encontraron la primera veta. Llenaron un carro del mineral con el cual salían de sus deudas. Continuaron con el trabajo de los taladros pero la veta de oro desapareció. Habían llegado al final del arco iris. Desanimados, vendieron sus máquinas a un chatarrero quien llamó a un ingeniero de minas ya que los empresarios no estaban familiarizados con vetas falsas. Resultó que a un metro donde dejaron de perforar estaba el oro con el cual el chatarrero se volvió millonario.

Una de las causas más comunes del fracaso es el hábito de abandonar cuando una persona se ve presa de una frustración temporal.

Hay que poner atención a las nuevas oportunidades de negocio: el comercio online o ecommerce, los servicios a domicilio, la educación en línea, el uso de redes sociales y en general el uso de las tecnologías digitales. Un ejemplo: Amazon ha incrementado sus ventas en un 35% desde que apareció el COVID-19.

La gran enseñanza será que estamos a un metro del oro. Ya lo dijo el premio nobel Kipling: Toma al triunfo y a la derrota como dos grandes impostores.

Por Jacqueline García Vázquez/  jakiegv@aol.com

Sin duda, celebrar la llegada de un bebé resulta una gran fiesta. Todas nos llenamos de alegría al ver a esa pequeña criatura en nuestros brazos. Que cumpla un año es hermoso. Nosotras mismas al llegar a los 10 estamos viendo la vida que llega, la vida que nos sonríe. Hay quienes desean con ansiedad su celebración de 15. Luego llegamos con aires de libertad a los 20. Llega el padecimiento de los 30. Hasta enfrentar el umbral del quinto piso.

Para muchas mujeres, los cambios físicos, además de la menopausia y el climaterio, serán determinantes. Y entra, en algunas, algo de miedo. Tengo cincuenta, ¿y ahora?

Ahora es tiempo de hacer cambio de hábitos. Es tiempo de reflexionar sobre este momento que también debe estar lleno de alegría. Y lo primero que debemos poner en orden es nuestra alimentación y con ello nuestra salud. Ahora, además de visitar con mayor frecuencia a los médicos, debemos lograr que nuestra alimentación esté perfectamente balanceada, por eso debemos acudir con un buen nutriólogo para que nos brinde sus sugerencias. De entrada, haz a un lado comidas rápidas, comidas congeladas, exceso de grasa, exceso de sal, exceso de azúcares, cosas que deberíamos hacer a cualquier edad, por cierto, incrementar el consumo de verduras y equilibrar el consumo de carnes.

Haz un resumen de todos los logros de vida: ¿Cuáles eran tus metas hace 30 años, hace 20?

¿Cuáles has alcanzado? ¿Cuáles eran tus sueños de infancia, de adolescencia, de madurez?

¿Cuántos, cuáles y cómo se han realizado? ¿Qué te falta por hacer? Una vez con esa lista en mano, pregúntate cuáles vas a emprender ahora. Busca nuevas opciones de entretenimiento, busca nuevas capacitaciones, nuevos saberes. Busca otras amistades, para lograr emprender nuevos proyectos, nuevos objetivos. Estudia aquello que siempre llamó tu atención. Platica de aquello que tengas dudas en la vida. Si es posible, viaja a lugares en los que siempre has deseado estar y no has podido.

Para lo anterior, será necesario que organices bien tus finanzas. ¿Cómo andan los ingresos?

Recuerda que aún con mucha experiencia, nos pueden hacer a un lado. Por eso es valiosísimo generar acciones que te permitan solventar económicamente tus actividades, tu salud, tu comida, tu techo. No queremos que nos miren como una carga, por ello debemos establecer acciones que nos permitan estabilidad.

Además de la buena alimentación, será importante establecer una buena rutina de ejercicio. El cuerpo va perdiendo reflejos, nos cansamos más rápido, perdemos muchas fortalezas. Por eso es importante mover nuestro cuerpo. Desde caminatas de 30 minutos diarios, hasta incluir actividades como la danza, el yoga; también acudir a un gimnasio, y si está en tus posibilidades, recibir la guía de un instructor para que puedas mantener tu vigor.

Finalmente, no olvides mantener vivas las relaciones con tus familiares, deja que te visiten y visítalos. Tampoco olvides a tus amigas de antaño, a los viejos compañeros de escuela o de trabajo. La convivencia nos permite mantener mayor armonía y, por lo tanto, felicidad. Y por supuesto, sigue disfrutando tu sexualidad.

 

La humanidad posee dos alas, una es es el hombre y la otra la mujer,
cuando las dos estén juntas, entonces la humanidad podrá volar.

 

La inserción laboral de la mujer es una realidad que trasciende en la vida económica nacional. De acuerdo al Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM (IIEc), en 1970 la participación femenina en la economía familiar era de 17%, en 2010 aumentó a 39%.

Ante las recurrentes crisis que se han presentado en el país a partir de los 80, la mujer incrementó su participación en los sectores productivos ante la necesidad de sumar un ingreso más en la familia y la disminución del poder adquisitivo salarial. Así la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del INEGI, muestra que en el cuarto bimestre de 2012, 18.43 millones de mujeres formaban parte de la población ocupada, es decir 45% de las mayores de 14 años, pero simultáneamente 91.9% combinaba su trabajo con los quehaceres domésticos.

La misma encuesta demuestra que cuatro de cada 10 hogares en México tienen jefatura femenina acreditando con ello que existe una modificación de patrones culturales y educativos respecto de la generación anterior.

A pesar de lo anterior, la mujer tiene que luchar en contra de roles y estereotipos de género que la obligan a desarrollar una doble jornada laboral y a ser encuadrada en la prestación de servicios y la realización de actividades propias de su “feminidad” como son: cultora de belleza, educadora, vendedora o enfermera. Sin considerar la necesidad de superar, vía la educación, parámetros ocupacionales que están en función del contexto cultural y social imperante en México.

Como consecuencia se tienen que superar barreras como el “techo de cristal” que en la esfera directiva limita el ascenso de las mujeres, argumentando que su condición de madres no les permite desarrollar jornadas extraordinarias o desplazarse fuera del ámbito familiar.

Así en las grandes empresas, de cada 10 directores generales, ocho son hombres. Las mujeres pueden tener las mismas responsabilidades y cargos similares pero ganan menos o bien, se les impide competir por puestos más altos según por que no tienen la disponibilidad de tiempo. A esto hay que agregar el ACOSO SEXUAL por parte de compañeros y superiores.

En este contexto, de acuerdo al Observatorio del Salario de la Universidad Iberoamericana de Puebla en un estudio publicado el año pasado, después de la crisis de 2008, la brecha salarial por GÉNERO, pasó del 17% hasta el 30%. Con esta diferencia, en algunos sectores, sobre todo el de servicios financieros, se despidió a personal masculino y se contrató a mujeres con un salario entre 25% y 30% menor para HACER EL DOBLE DE TAREAS.

Esta actitud DISCRIMINATORIA se acentúa en el sector comercio, seguido por las mujeres que están en áreas industriales y las que llegan a posiciones directivas.

La diferencia es tal que las mujeres que laboran en el sector comercio tendrían que recibir un incremento de 52% para ganar igual que los hombres. Mientras que las que laboran como funcionarias y directivas tendrían que recibir un aumento de 25% de acuerdo al INEGI.

En España una mujer trabaja 84 días más al año para ganar lo mismo que un hombre de acuerdo a la Encuesta Adecco en 2014.

Es evidente que la mujer debe ser un factor de transformación en los ámbitos cultural, educativo, social y económico. Sin embargo para el desarrollo pleno de la misma, deben abatirse obstáculos que limitan SU EMPODERAMIENTO, entre otros: la discriminación, la inequidad y el ejercicio de la violencia, las brechas salariales y la ponderación económica del trabajo doméstico.

Que el plan Nacional de Desarrollo en México se integró en este gobierno que está por concluir, por primera vez con perspectiva de género, nos permitió a las mujeres influir en la instrumentación de POLÍTICAS PÚBLICAS que atiendan y resuelvan los grandes rezagos que enfrenta más de la mitad de la población en este país.

Aunque el análisis del Coneval reconoce que la participación de las mujeres en el mercado laboral y como perceptoras de recursos para los hogares se ha incrementado entre 2010 y 2016, destaca que su participción económica es menos a la que registran los hombres en los recursos del hogar.

Islandia aplicará el estandar de salario igualitario con el fin de erradicar la brecha salarial entre hombres y mujeres para 2022. Con esta medida será el primer país donde será obligatorio para las empresas públicas y privadas con más de 25 empleados, comprobar la paridad salarial.

En consecuencia se realizan estas propuestas:

• Incrementar los programas de capacitación y formación que permitan un mayor acceso en el ámbito profesional y en mejores condiciones laborales a las mujeres.

• Reflejar en la legislación laboral las medidas tendientes a combatir la discriminación bajo el principio “a trabajo igual, salario igual”.

• Inducir en empresas y centros laborales una certificación en perspectiva de género.

• Refirmar acciones para combatir la violencia en el contexto laboral que deriva del acoso y el hostigamiento sexual.

• Hacer políticas públicas a través de iniciativas de ley con el fin de combatir el acoso y hostigamiento sexual en las dependencias de gobierno y empresas privadas.

Es una convicción personal que la integración plena de la mujer, en un plano de igualdad, preservando la equidad, respecto del hombre, permitirá alcanzar a nuestra nación nuevos estadíos de progreso, bienestar y justicia.

Por Jacqueline García Vázquez/Directora General de HERMAS, VALORES Y NEGOCIOS, SC

Newsletter

Recibe la Revista Digital para Mujeres de Negocios antes que nadie

Mujer y Empresa Networks, un medio influyente en el sector femenino de negocios